Los 8 errores de tu web que reducirán tu negocio en un 34% (+PDF)

errores web

Tabla de contenido

– Mira, nuestra nueva web

– Ahm, muy bonita. ¿Y cuánto vendes?

– Pues no vendemos nada, pero mira que colores…

– Nadie se ha preguntado todavía si Amazon es bonito

Típica conversación de jefes que se saltaron todos los pasos para hacer una web.

(NOTA: Luego te daré un documento paso a paso. Así no te olvidas nada en tu diseño)

¿Qué mejor forma de sentirte idiota que invertir cientos o miles de euros en construir un desastre? En el caso de una web, solo sabes que es un desastre cuando vienen los resultados. Mejor dicho, cuando no vienen. Si te ronda la cabeza un nuevo sitio en internet para tu negocio, imprime esta fase y pega el folio en la pared:

“Una web sirve si trae clientes al negocio”

O tal vez los termina de convencer. A veces incluso la web es el negocio. Pero si en uno de los pasos tomas la dirección equivocada, acabarás hablando de lo bonita que es, y no de cuánto vendes. Si quieres algo bonito, compra un cuadro. Si quieres una web que traiga clientes a tu negocio. O si quieres ese ascenso, o que hablen de lo bien que has liderado ese proyecto, necesitas 1 a 1 cumplir esta lista:

ERROR de diseño web 1: HAZLA TÚ MISMO

¿Tienes un presupuesto de 200€ o menos?

¿Vas a ignorar totalmente la publicidad?

¿Te da igual tu web?

Si la respuesta es sí, vale, hazla tú mismo. Vas a pasar unas horas entretenido y te ahorrarás 200€. Pero si abres un Wix, o un Weebly, o contratas un hosting y le metes WordPress, o usas cualquier otro de esos sistemas y te pones a crear… te vas a saltar todos los pasos de esta lista y el resultado será totalmente aleatorio. Si no eres diseñador… cuando termines, tu web no será un Ferrari, será un patinete de Dora la Exploradora. Esos sistemas se basan en plantillas hechas por diseñadores. ¿Qué pasa cuando empiezas a cambiar colores, fotos y elementos? Pues que rompes el diseño. Lo único que tenías. Además, esa plantilla no estaba pensada para ti, estaba pensada para que le valga a todo el mundo. ¿Entonces para quién sirve en realidad? Pues posiblemente a muy poca gente. Tampoco será útil para hacer SEM, SEO, ni ningún tipo de publicidad.

Y lo peor,

Si te pones a crear de forma improvisada, te saltarás el resto de puntos de esta lista:

ERROR de diseño web 2: Pues a mi me gusta

No seré yo quién pelee con tu ego. En vez de eso, te doy un argumento para que tu ego juegue a favor.

“La web no es para ti.”

Es para atraer clientes.

Por eso lo que a mi me guste, o a ti, o a tu jefe, o a la secretaría, o a toda la gente de la oficina… da exactamente igual. Mira esta escena, y guárdala como lo último que debe hacerse:

Ir por las mesas con un iPad preguntando opiniones tipo “¿qué logo elegirías?” o “¿ponemos este titular o este otro?” o “el botón en rojo o en verde”.

No.

El diseñador diseña, el escritor escribe, y el analista analiza. Y cada especialista sabe más que el resto. Y dicho esto, cada elemento de la web, cada trocito, cada párrafo, cada foto… todo sirve al siguiente punto.

ERROR de diseño web 3: UX

¿Eso no es un emoticono?

No.

En inglés: UX significa User eXperience.

En español: Experiencia de Usuario.

En “normal”: Lo que hace un desconocido cuando visita la web mientras nadie lo mira.

Si no has pensado en la experiencia de usuario, lo que hará tu futuro visitante con tu web es cerrarla en menos de 5 segundos. Porque no es lo mismo estar en una revista, que en una tienda online, o mirando el trabajo de un carpintero. Tampoco montaré el mismo sistema si el producto cuesta 10€ que si cuesta 5.000€. Ni tiene nada que ver montar una web para enseñar fotos, con una web diseñada para que la persona deje sus datos.

La clave es:

Según lo que quieres conseguir, debes diseñar una estrategia de marketing y publicidad. Según la estrategia, debes diseñar la web. Y eso, si te descargas cualquier plantilla y te pones a subir las primeras fotos que te encuentres.

Hacer eso sería el siguiente fallo.

ERROR de diseño web 4: Branding improvisado o nulo

Hay logotipos de 5.000€, y proyectos enteros de 500€.

Pero lo que jamás debes hacer es improvisar.

Abrir una plantilla y empezar a poner cosas de colores, tipos de letra aleatorios, y no darte cuenta de que las fotos afectan al diseño, es más o menos lo que hace un niño de 6 años con una caja de 24 colores.  Al final lo pinta todo rojo porque el azul se le ha terminado.

Pero esta vez te diré lo que sí necesitas:

(también lo tienes en el documento descargable que hay más abajo)

  1. Una paleta de colores corporativa
  2. Una, Dos o Tres tipografías
  3. Una guía de estilos para saber como usarlas.

Si tienes esos tres, casi cualquiera puede hacerte algo bonito. Y quedará bien porque está siguiendo las instrucciones del diseñador. Pero si buscas en Google “haz tu logo” y vas a una de esas webs automáticas que te hacen un logo por 3€, luego no se sabe si el logo es tuyo o de tu competencia.

Haz este juego mental:

¿Sabes distinguir el logo de la “Pizzería Venecia” de la “Pizzería Roma”? Yo no.

¿Pero distingues el logo de “Domino’s Pizza? Yo sí.

Lo mejor que te puede pasar, es que ya tengas tu logo e imagen de marca.

Si no lo tienes, créeme, no es tan caro hacer un logo bien hecho.

Transmitir a tus clientes la calidad de tu servicio, es algo difícil de calcular. Sí que hay casos en los que una estrategia de marketing puede ignorar el logo. Pero debe ser algo planeado, no improvisado.

¿Cómo sé si estoy improvisando con mi imagen de marca?

Te daré otra lista, si puedes contestar a la mayoría de preguntas con un ejemplo, vas por buen camino:

  1. ¿Quién es mi cliente ideal?
  2. ¿Quién no quiero que me compre, o me da igual?
  3. ¿Quién es mi competencia?
  4. ¿Qué hace mi competencia para conseguir clientes?
  5. ¿Qué haré para no parecerme a mi competencia?
  6. ¿Qué tecnología usará mi web?
  7. ¿Cómo voy a hacer que mi cliente me vea?
  8. ¿Cuántas veces me tiene que ver hasta que decide comprarme?
  9. ¿Cómo haré que me compre?
  10. ¿Qué situación matará la venta?

Y así hasta el infinito. Vale, ya se que son muchas preguntas y muchas decisiones, pero esto es como cocinar un menú:

Puedes solucionar un fallo cocinando paella, pero una hamburguesa precocinada no se puede arreglar.

(Te recuerdo que tienes por aquí la receta para una web bien hecha)

Ahora…

Si crees que es complicado, nos ponemos serios:

ERROR de diseño web 5: Analítica de hoy

Mi ingeniero de publicidad me contó una anécdota hace dos días:

Le contactó el fundador de una tienda online de deportes. Pero antes de plantearse hacer una propuesta o tener una reunión, debía saber si el proyecto era serio. Entonces hizo dos preguntas:

  • ¿Cuántas personas han visitado tu tienda los últimos 30 días?
  • ¿Cuántas ventas has tenido?

La respuesta daba entre lástima y susto:

  • “No tengo manera de saber eso”

Bueno,

Pues este hombre se llevaría un susto si supiera todo lo que se debe averiguar en un ecommerce…

Por ejemplo…

  • ¿Cuánta gente visita la web?
  • ¿Qué parte exactamente?
  • ¿Cuánto rato?
  • ¿Añaden algo al carrito?
  • ¿Están a punto de contactar pero algo se lo impide?
  • ¿Cuántas páginas miran antes de irse?
  • ¿Cuánto rato les tarda en cargar una página?
  • De cada 1000 personas que entran, ¿cuántos compran?
  • ¿Cuánta publicidad necesito comprar para conseguir una venta?
  • ¿Puedo mejorar eso?
  • ¿Cómo?
  • ¿Google ha encontrado errores en mi web y por eso me envía menos visitas?
  • ¿Google puede ver correctamente mi web?
  • ¿Cómo lo sabes?
  • ¿Necesito aparecer en Google Maps?
  • ¿Si pago por publicidad ganaré dinero o lo perderé?

Para la mayoría de esas preguntas puede servir con crear una cuenta en Google Analytics, otra en Google Search Console y My Business.

Pero…

ERROR de diseño web 6: Analítica para mañana

Este es el error más gordo de todos. Porque necesitas saber lo que no sabes, adelantarte al futuro. Te pongo un ejemplo. Mira lo que pasó ayer:

Estudiando la segunda empresa de un cliente, que aun no hemos empezado a trabajarla, veo que está vendiendo miles, pero miles de productos. Hasta ahí bien, pero hay una estrategia que me encanta, y es la de poner anuncios a personas que han visitado la web pero no han comprado. Es decir, esos anuncios que te persiguen durante un día o dos para que te acabes de decidir.

¿por qué me gusta tanto?

Porque es extremadamente rentable, recupera muchas ventas. Normalmente el dinero invertido en estas campañas se suele multiplicar por 10.

¿Qué problema hay?

Solamente puedes poner los anuncios a las personas que pasan por tu web desde que hayas instalado los códigos de análisis.

Dicho de otra forma, que necesitas poner en marcha la analítica para ir recogiendo datos.

Cuando aprendes esto, ya has llegado tarde y se te ha escapado gente.

Lo mejor es adelantarse, y desde la misma creación de la web, hay que configurar bien los datos de rastreo.

ERROR de diseño web 7: Escribir los textos como si fueras periodista

Por suerte, hace unos tres años que se puso de moda arreglar este fallo.

Imprime esto también en un folio, y pégalo en la pared al lado de los otros dos:

“Las palabras de una web deben impulsar al visitante a dar el siguiente paso”.

De nada sirve que te hagas el importante, o que escribas como una carta a su majestad. Tu futuro cliente es una persona, y a esa persona solo le importa su problema. Le da igual si te haces el importante o el gracioso.

Piensa en tu futuro cliente, usa psicología, y ponte en su lugar.

Luego dile lo que necesita oír.

Te daré un test para que veas si una web lo ha cometido. Abre una web, la tuya, o la de tu vecino. Mira los textos y busca si hay frases como esta:

  • Somos un equipo multidisciplinar
  • Somos líderes del mercado, somos un referente, etc.
  • Más de 500 años de experiencia, equipo altamente cualificado,
  • Nuestra filosofía, nuestros valores, integridad, nos importas,

Esas frases no dicen nada específico, podrían ser todo o nada. También las puede decir cualquiera, y además suele ser mentira. Además, suele ser irrelevante. ¿De que sirve que haya 500 años de experiencia? Pueden ser 50 albañiles que han pasado 10 años haciendo chapuzas.

Eso no convence al visitante de convertirse en tu cliente.

Bueno,

pues el encargado de escribir para convertir visitantes en clientes, se llama copywriter.

En español sería redactor publicitario.

Te puede sonar a chino la palabra copywriter, bueno, a inglés. Pero yo no hago ningún proyecto sin un copywriter.

Y con todo esto,

Llegamos al último paso obligatorio:

ERROR de diseño web 8: Ignorar el RGPD

¿Y lo del RGPD como lo llevas?

El Reglamento General de Protección de Datos, la LSSICE y la nueva LOPD, son obligatorias para cualquiera que haga publicidad, o recoja datos en una web. En estos dos años que lleva en marcha todavía no he encontrado una sola web que no esté obligada a cumplirlo.

Por ejemplo,

Si eres un autónomo que ofrece servicios, o una pequeña tienda online, y no tienes redactado y publicado un aviso legal, la multa estándar son 1.500€, y eso si no has hecho nada. Si vas a una web, te copias la política de privacidad y el resto de textos, le cambias el nombre y te quedas tan agusto…

Por mi vale, no soy legalista, pero es como ir por ahí con un carnet de conducir fotocopiado. Te pueden exigir una devolución injusta o amenazarte con una multa. Y lo peor es que te darás cuenta cuando ya tengas el problema encima.

Yo para esto cuento con una profesional de la legalidad, y me olvido de problemas.

 ASÍ ES EL PROCESO COMPLETO

¿Algo más?

Lo prometido es deuda:

Aquí tienes mi procedimiento. Déjame tu mail más abajo y te lo envío.

Cada vez que me llega un cliente o un proyecto nuevo, repaso esta lista y repaso las preguntas con el cliente. Con estos datos puedo tomar las decisiones para no dejarme nada por hacer, y garantizarme que la web hará todo lo que se le exige.

Y sí, además de eso, será bonita

Respuesta a las 4 decisiones que debes tomar para no arruinar tu web

Suscríbete para recibir las respuestas por email

Cuenta, cuenta
¿En que te puedo ayudar?