No tengo avisos legales en mi página web. Total, no me visita mucha gente

Tabla de contenido

Internet ya no es un mundo libre de cualquier ley, ya entiende de jurisdicción y es condición indispensable cumplir con los requisitos legales de aplicación en nuestro país. No hacerlo puede llevar a unas consecuencias nada beneficiosas ni para ti, ni para tu sitio y, por supuesto, para tu bolsillo.

Probablemente estás leyendo esto y piensas que el tema de los avisos legales es algo que no va contigo. Y si piensas así es porque tu página quizás no tenga demasiado alcance, o tu blog lo lean los cuatro frikis de turno y ya está.

Pero entonces tienes un doble problema. Por un lado, haciendo caso omiso a una serie de requisitos que son de obligado cumplimiento y que, además, cuesta muy poco implementar en cualquier sitio web.

El segundo, es que si tienes un blog, una pequeña tienda online o algo por el estilo y no lo visita mucha gente, no sé a qué estás esperando para poner remedio a ese desaguisado. Puede que tengas problemas con el diseño web, con la estructura, con los contenidos o en todo aquello que se te ocurra. Pues para eso estoy yo, que lo sepas.

¿Qué he de hacer para cumplir con todo?

Pues dejar de hacer, perder el tiempo y estar atento a algo que ya he recogido todos los medios y que ya lleva un tiempo entre nosotros. Principalmente, los aspectos legales de una página web incluyen cuatro apartados:

  • La Política de Privacidad y de Cookies: Proporciona información al usuario sobre el tratamiento que estás haciendo de todos sus datos personales. Ya que vas dejando rastro por ahí, que sepa cómo son tratados todos tus datos. Por ejemplo, nuestra política de cookies es esta.
  • Consentimiento de cookies: aparece en forma de banner, y se acepta o se rechaza. En algunas páginas, si las rechazas, sales automáticamente del sitio.
  • El Aviso Legal: Tiene como cometido informar al usuario acerca de la identidad del titular de la web, que en este caso eres tú.
  • Términos de Uso: Documento que recoge en qué condiciones se está realizando una compra o prestando un servicio.

Un poco de rollo legal y eso

Sí, pero es necesario dar un marco legal a toda esta normativa, que queda recogida en esta legislación:

  • Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos de Carácter Personal y Garantía de derechos digitales.
  • Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico de 11 de julio.
  • Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.
  • Propuesta de Reglamento (UE) sobre el respeto de la vida privada y la protección de los datos personales en el sector de las comunicaciones electrónicas.
  • Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista y el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios – Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre. En este caso, si somos un a tienda online u ofrecemos la prestación de un servicio.

¿Por qué he de incluir estos avisos en la web?

Porque además de no estar cumpliendo con la normativa vigente, nos podremos enfrentar a sanciones. Estando las cosas tal y como están y con el empeño recaudatorio de cualquier gobierno de turno, puede hacer que una simple revisión de tu sitio web y constatación de que no está cumpliendo con este tipo de avisos, puedes recibir una sanción. Si estás en esa tesitura, no dudes en avisarme. Seguramente podré además proponerte algunos cambios en el diseño web o en los aspectos generales de tu página. Actualmente quedan recogidas tres tipos de infracciones, con cuantías variables:

Infracciones leves: hasta 30.000 euros de multa.

Infracciones graves: entre 30.001 y 150.000 euros de multa.

Infracciones muy graves: entre 150.001 y 600.000 euros de multa.

Me acabo de acojonar, todo esto me supera, ¿Qué hago?

Cumplir con la legislación es sencillo, ya que, si tu web no es demasiado complicada y la tienes realizada, por ejemplo, en WordPress, vas a encontrar multitud de plugins automáticos con los que puedes cumplir con la legislación. Bastará con que rellenes los datos referidos a ti y a tu sitio en el lugar donde se te indique. Pero no está demás que consultes con algún profesional sobre el derecho digital o en RGPD, que existen, si estás cumpliendo adecuadamente con la legislación referida a tu sitio.

Obviamente, si tu página no tiene mucho movimiento las posibilidades de tener un problema se reducen, pero ello no quiere decir que no te vaya a pasar. Cumplir con la normativa es bastante simple y rápido, y si aprecias tu bolsillo, poco te costará hacer una pequeña inversión para cumplir con la legalidad, al igual que le pasas la ITV a tu coche o pagas tus tributos.

En el caso de que tu página tenga bastante tráfico o sea un comercio online una pequeña empresa, si no estás cumpliendo con esto tienes un serio problema. Nunca sabes cuándo vas a poder caer. En todo caso, sería muy de extrañar que quien te esté llevando la página no ya haya implementado ya estos cambios.

De no haberla hecho, tienes dos opciones: prescindir de sus servicios y contar con los míos, o bien, apremiarle para que lo haga. Pero no dice mucho de alguien que se vende como ‘profesional de‘ y que todavía, a mediados de 2021, no sea capaz de cumplir con la ley.

Por todo esto debes cumplir con toda la legislación, esto es para todos y debemos tratar adecuadamente los datos de quien nos visita o contrata para un servicio. No pienses que, por estar en digital, las cosas van a cambiar o la normativa será más laxa. Estamos en 2021 y no en 1999 y, afortunadamente, las cosas no son como antes.

Respuesta a las 4 decisiones que debes tomar para no arruinar tu web

Suscríbete para recibir las respuestas por email

Cuenta, cuenta
¿En que te puedo ayudar?