15 maneras de arruinar tu web con la UX

15 MANERAS DE MATAR TU WEB CON LA UX

Tabla de contenido

Qué bonito es empezar un nuevo proyecto.

Tu motivación supera a la de los espartanos en las Termópilas. Tanto que te atreves a montar tú solo una web.

Compras una plantilla de WordPress, sustituyes fotos y textos, publicas tu fantástica página y te vas a tomar unas cañas con tus amigos para fardar de que Bill Gates a tu lado va a ser un papanatas.

Después de unos meses en los que estás subiendo contenido como si te pagarán por ello, te pones a revisar las estadísticas para ver cuánto te queda para ser rico.

Entonces te llevas el sorpresón.

Tu número de visitantes mensuales tiende a 0. Y los pocos que entran se van en segundos.

Contactas desesperado con un diseñador web. Al minuto de repasar tu página te comenta no sé qué de unos enlaces rotos, no se que de las tipografías y que si has diseñado la Experiencia de usuario acorde a tu cliente.

Te acuerdas entonces de aquel post sobre la User eXperience (UX, o experiencia de usuario en castellano) que leíste de pasada hace tiempo.

“¿¡Tan importante era!?”, gritas en tu interior mientras arrugas la cara.

Pues sí. Y mucho.

Al fin y al cabo es la forma en la que tus visitantes interaccionan con tu web. Lo que determina que salgan contentos o enfadados.

Lo que te puede llevar al fracaso absoluto.

Bienvenido a 15 maneras de matar tu web con la experiencia de usuario.

Errores técnicos

MANERA 1: LOS ERRORES 404

Típicos. Más de lo que quisiéramos.

Pinchas en un link y te redirige a una página con un mensaje del estilo:

“¡Oops! Error 404”

Error 404

Si el destino al que tratas de acceder ya no existe o su URL se ha modificado, entonces el enlace en el que has pinchado estará roto. Será inaccesible.

Y te generará una frustración considerable como usuario.

Porque claro, hay que programar una estrategia por si pasa esto y debemos tener nuestras propias páginas 404 diseñadas y guiar al usuario en caso de perdida. 

MANERA 2: IMÁGENES ROTAS

¿Qué pasa si ese enlace roto es el de una imagen?

Pues que va a ser reemplazada por un símbolo cutre poco fiable.

Imagen Rota

Literalmente este problema da muy mala imagen. Da la sensación de que la web está desactualizada o abandonada.

Y a nadie nos gusta entrar en un lugar abandonado.

MANERA 3: BOTONES QUE NO FUNCIONAN

Tras patear 12 webs de electrónica, encuentras por fin los cascos que andabas buscando. Clicas en “Añadir al carrito” y…

No ocurre nada.

Pulsas más veces por si te hubieses confundido y lo único que consigues es que se resalte el texto.

Botones que no Funcionan

No es que el link esté roto. Es que directamente no existe. No ha sido insertado en el botón, por lo que por mucho que pinches no te va a llevar a ningún lado.

El que posiblemente se vaya a otro lado eres tú.

MANERA 4: ENLACES QUE LLEVAN DONDE NO DEBERÍAN

Continuamos para bingo.

Imagínate que entras en Wikipedia a investigar sobre el sol. Lees las primeras líneas y de repente ves un link sobre el texto “Colapso gravitacional”. Suena tan emocionante que te olvidas de la estrella y clicas para saber más.

¿Cómo te quedarías si se carga un artículo de algas marinas?

Confuso cuanto menos.

Si esto pasase en tu negocio digital, el desenlace no sería muy bueno.

MANERA 5: FORMULARIOS MAL VALIDADOS AUNQUE ESTÉN BIEN RELLENADOS

A todos nos ha pasado alguna vez eso de estar registrándonos en alguna plataforma y que nos salte un error. Porque hemos puesto mal un dato o porque no lo hemos hecho y era obligatorio. Es algo normal debido al proceso de validación. La aplicación trata de asegurar que completas el formulario a la perfección.

Seamos sinceros. Da mucha rabia. Aunque entonemos el “mea culpa”.

Pero ahora ponte en la situación de que dicho error sigue saliendo a pesar de que has puesto todo bien.

Mal formulario

Lo has revisado 5 veces. Todo está perfecto. Pero el maldito aviso continúa ahí.

Apuesto a que sé lo que harías…

MANERA 6: FORMULARIOS VALIDADOS PERO SIN INFORMAR DEL ERROR

¿Es posible echar de menos el mensajito de error que tanto nos irrita?

Sí. Cuando pinchamos en el botón de avanzar y no se completa el proceso de registro por un fallo. Un fallo que el sistema no nos dice cuál es.

Si no sé en qué me he equivocado, ¿cómo voy a corregirlo?

Lo que sí sé es que no perdería tiempo averiguándolo.

MANERA 7: FORMULARIOS QUE SE RESETEAN CUANDO HAY UN ERROR

Si confundirse y que salga un error ya es molesto, que encima se resetee el formulario y se tenga que volver a rellenar todo ya no tiene nombre.

Y menos aún si se mezcla esto con la manera 5.

Básicamente es como si te estuviesen invitando a marcharte de la web.

MANERA 8: EMAILS DE CONFIRMACIÓN QUE TARDAN 15 MINUTOS EN LLEGAR

Supongamos que todo ha ido bien y has conseguido superar el formulario de registro. Incluso has sido redirigido a una página que dice que recibirás en breve un correo para que confirmes tu cuenta.

Abres corriendo el email… pero no ha llegado nada. Ni siquiera a la carpeta de spam.

Después de un largo rato, por fin aparece la notificación en tu bandeja.

Ya te da igual. Te has registrado en otra web durante el tiempo de espera.

MANERA 9: SISTEMA DE LOGIN QUE NO FUNCIONA

De acuerdo, has decidido esperar esos 15 minutos a que te llegase el correo de confirmación. No obstante, el infierno no ha terminado aún.

Entras en la página como loco para iniciar sesión. Introduces tus credenciales y pinchas en continuar.

Para tu sorpresa, la web se recarga y estás exactamente en el mismo sitio. Repasas haber puesto bien todo, pruebas de nuevo y sigue igual.

Debe ser que te están echando a patadas.

Errores de información

MANERA 10: IMÁGENES ILEGIBLES CON MALA RESOLUCIÓN

Compite con la manera 2 en dar un aspecto cutre a la página.

Tal vez en los 90 era común ver imágenes poco nítidas. Actualmente es todo lo contrario. Estamos acostumbrados a la calidad fotográfica y las altas resoluciones.

No ofrecerlo provocará incomodidad y desconfianza.

Imagen con Poca Resolución

MANERA 11: TEXTO DEL MISMO COLOR QUE EL FONDO

¿De qué sirve tener la mejor home del mundo si no se ven los textos?

De poco más que para liar al usuario con espacios aparentemente vacíos.

Si las palabras no destacan con un color diferente al del fondo y son invisibles, mal vamos.

MANERA 12: TEXTO DEMASIADO PEQUEÑO

A día de hoy navegamos por internet con dispositivos de distintos tamaños. De ahí la gran importancia de los diseños web responsive o adaptativos.

Por ejemplo, la pantalla de un móvil ya es de por sí más pequeña que la de un PC. ¿Te imaginas que además los párrafos fuesen diminutos?

Texto Pequeño

Sería una buena forma de incitar al lector a marcharse.

Errores de lógica

MANERA 13: ELEMENTOS FUERA DE PANTALLA

Todos estamos hechos al scroll vertical. Es un acto que realizamos continuamente en las redes.

Lo que ya nos cuesta más es hacer scroll lateral. Más si es para terminar de ver el contenido de una página.

Elementos Fuera de Pantalla

No solo es fastidioso, sino que también da mala espina.

Como si la web estuviese construida por alguien poco serio y nada profesional.

Esta manera es muy común porque la mayoría de “diseñadores” no diseñan la versión móvil, dejan que la plantilla se adapte. Pero no es así. Hay que diseñar una web para versión escritorios y otra para dispositivos móviles. 

Errores de comprensión

MANERA 14: FRASES CON DOBLE SENTIDO

Imagina que quieres comprar un coche y te metes en una página de venta de segunda mano.

Te decides por uno y, cuando vas a reservarlo, te salta el siguiente mensaje:

El comprador debe venir con el vendedor del vehículo y traer la documentación de este.

“¿De este?”, te preguntas.

¿Del comprador? ¿Del vendedor? ¿Del vehículo?

Muchas dudas que otras webs sí dejan claras, a las cuales probablemente prefieras irte.

MANERA 15: INFORMACIÓN INCOMPLETA

En Internet a las personas nos gusta que las cosas nos las den mascadas. MUY mascadas.

Si has creado un Ebook buenísimo sobre marketing digital y quieres que realice una serie de acciones para descargármelo, déjamelo claro. MUY claro.

De lo contrario, no creo que me lo baje. Ni eso ni nada más.

Información Incompleta

Como ves, son múltiples los errores de diseño en la UX que pueden convertir una página en una vivencia bochornosa. Y eso es algo que el usuario medio no está dispuesto a sufrir.

Además, muchos de estos fallos hacen que tu web sea catalogada por Don Google como “de mala calidad”, lo que afecta terriblemente a tu posicionamiento.

Si no quieres llegar a ese fracaso absoluto que te comentaba al principio del artículo, cuida la experiencia de usuario.

Cuídala mucho.

Por si te sirve, en Órbita Creativa disponemos de un cuestionario que nos ayuda a no olvidarnos nada cuando empezamos un proyecto, y así podemos tomar todas las decisiones correctas y no arruinar nada.

Te garantizo que no hay nada peor que empezar un proyecto y cuando vas por la mitad ver que la estrategia no está bien pensada.

DESCÁRGALO. Déjame tu mail más abajo y te lo envío.

Respuesta a las 4 decisiones que debes tomar para no arruinar tu web

Suscríbete para recibir las respuestas por email